Primera regla para los negocios, ejemplo del AVE en España.


Nadie duda de que para que un país prospere, el Estado debe hacer inversiones que le doten de infraestructuras que permitan mejorar las comunicaciones físicas y virtuales. Estas infraestructuras deben aportar mejoras; en tiempo, seguridad, impactar lo menos posible en la naturaleza, etc. Desde el punto de vista meramente económico, es necesario que generen riqueza suficiente para retornar lo que la sociedad he invertido en ellas, para conservarlas y, con el tiempo, reemplazarlas.

Evidentemente este es un criterio general, no todas pueden cumplir con este objetivo,pero es necesario que el conjunto (la cartera de infraestructuras) sí lo haga, de tal manera que unas; excedentarias, permitan generar riqueza para pagar las deficitarias y necesarias. Si esto no fuera así la sociedad no crearía suficiente renta como para extraer de ella el dinero necesario para mantener y dotarla de estas estructuras. Por cierto, este dinero viene de los impuestos.

El AVE debería ser una de estas infraestructuras que conectara gente, negocios y familias. La idea es que si acortamos distancias y tiempos, con un alto grado de seguridad, dinamizamos la economía por la eliminación de barreras como la de la distancia. Pero, …. El efecto positivo, hay que poderlo convertir en renta, esta en impuestos y finalmente los impuestos habrá que gastarlos en su construcción y mantenimiento. Todos ganamos si estas políticas favorecen que tengamos mas trabajo y más productivo. Y todos perdemos si es al contrario.

Debemos preguntarnos si esto está funcionando así. Pasados ya 21 años (o más) desde la puesta en funcionamiento de la primera de estas líneas, ninguna es rentable (lo que no debería ser un problema atendiendo a lo dicho). No obstante, noticias como las que aparecen aquí (Ver noticia) me intranquilizan. Resulta que, despues de dos años de discusiones han conseguido modificar el diseño de la rama del AVE a Granada reduciendo el coste de la inversión en 600 millones de euros. Lo curioso es que el presupuesto inicial era de 700 y reducen 600 gracias al cambio de ubicación y diseño de la estación. Dejo a vuestro criterio dos cosas; (i) Qué se pierde la economía española al no poder disfrutar de esa estación y (ii) cuantas estaciones, ramas, viales y otras infraestructuras hubieran podido pasar por el mismo proceso de revisión y no lo habrán hecho.

En una empresa hay una regla fundamental; para que sobreviva la rentabilidad de sus activos debe ser superior que el coste de sus pasivos. Esta es la primera regla a tener en cuenta y es fundamental, porque si no se consigue cumplir la empresa sucumbe, se cae, quiebra, ….

En los países occidentales y en los mercados maduros, con exceso de oferta, la cuenta de resultados no será el mejor instrumentos para guiarnos, ni tampoco el más importante, es sólo uno mas… Iremos viendo.

Anuncios

Un pensamiento en “Primera regla para los negocios, ejemplo del AVE en España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s