Mejores personas, mejores empresas. Las ideas aún importan.


Imagen de Peter Drucker

Portada de BusinessWeek del 22 de noviembre de 2010

Esta no es una frase mía, la he tomado prestada del Instituto Internacional San Telmo. SanTelmo es una Escuela de Negocios, que desde hace más de 30 años está formando directivos. Un proyecto muy ambicioso y técnicamente muy bien organizado, que durante todos estos años ha tenido una estrechísima colaboración con IESE; de quien ha aprendido y con quien ha compartido muchísimas horas de formación. Tanto, que los antiguos miembros de SanTelmo adquieren también la condición de Alumni del IESE.

Cuando oí por primera vez el eslogan “mejores personas, mejores empresas” me pareció que

aunque en un primer momento pudiese parecer una obviedad, era necesario remarcarlo. Creo que esto también se produce en el sentido contrario (peores personas peores empresas). Hace unos días, un antiguo alumno que se está esforzando mucho para sacar su negocio adelante me decía que si las personas fuéramos menos complicadas, más transparentes y con la verdad por delante, las cosas nos irían mucho mejor. Y yo estoy, y así se lo dije, completamente de acuerdo.

La vida profesional o laboral, no es fácil para nadie y todos tenemos que esforzarnos en hacer las cosas y, sobre todo, en hacerlas bien y me refiero a que hay que hacer lo correcto. Y esto último me lleva a recordar a Peter Drucker, quien una parte muy importante de su trabajo lo dedicó a distinguir entre “hacer lo correcto” y “hacer las cosas bien”, en el ámbito de la gestión empresarial. Drucker pensaba que la productividad no resolvía ni mejoraba el funcionamiento de las empresas de servicios, servía para los trabajos manuales pero el siglo XX y mucho más el XXI tenía muchas empresas basadas en los servicios. Según Drucker la competitividad, en estos casos, pasaba por hacer lo correcto. No era un tema de productividad.

Me adhiero completamente a lo que dijo Barry Marshall, Premio Nobel de medicina 2005, cuando afirmaba “estoy a favor de la gente que se sacrifica, que trabaja duro y tiene éxito”. Porque al final, creo que no hay otro camino para salir adelante; nuestros padres lo hicieron, nuestros abuelos más todavía y ahora nos toca a nosotros.

Anuncios

Un pensamiento en “Mejores personas, mejores empresas. Las ideas aún importan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s